Bienvenidos a nuestra oficina!

Aquí fisgoneando no sólo es permitido, es deseado también. Por eso arriésguese una vista en los cajones.

Pero por favor, deja el escritorio de tal modo, cuando usted le ha encontrado.